Sin evaluaciones

Medir los conocimientos de los miembros con cifras no es nuestro objetivo. Desde la filosofía planteada la adquisición de los conocimientos y aprehendizaje debe hacerse sin la tensión de las notas y controles y sin estigmatizar. Confiamos en la curiosidad de los niños y en su sed natural de aprender. Las evaluaciones apuntan a los avances y proyectos conseguidos como grupo.

Sin mediciones no hay avances. Pero las mediciones y evaluaciones se realizarán sobre el proyecto, sobre la filosofía, sobre las metodología aplicadas, sobre las tareas realizadas. Las mediciones y evaluaciones que realicemos apuntan a cambios y crecimientos.